no comments

Plumas estilográficas, historia y como utilizarlas

Para la mayoría de nosotros nuestra experiencia con plumas estilográficas se remonta a los días de la escuela, con las manos y escritura manchadas de tinta.

En el Cielo de las Plumas sospechamos que la mayoría de nosotros ha elegido un bolígrafo, y no ha mirado atrás. Pero en respuesta a la era digital, ha habido una tendencia hacia el arte tradicional de la escritura a mano y la pluma estilográfica.

Ahora que la escritura es una elección, no una tarea, la gente está empezando a descubrir, o redescubrir, la emoción de la pluma y la tinta.

Es una declaración de estilo de vida

Con las plumas estilográficas que ya no se consideran una herramienta de escritura estándar para el uso diario, se ha elevado a la categoría de accesorio. Con el correo electrónico y el texto convirtiéndose en la principal herramienta de comunicación, una pluma estilográfica es una declaración honesta de que se quiere escribir de la manera antigua y de una manera considerada.

Los «Buenos viejos tiempos»

Se llaman los buenos viejos tiempos por una razón, el ritmo de vida era más lento y el estrés del mundo digital no existía (el estrés del correo electrónico es un

a condición real). Tomarse el tiempo para escribir una carta con una pluma estilográfica es un proceso relajante y táctil, la antítesis del correo electrónico y el texto. Siente el sentido de la historia mientras llenas un convertidor de una botella de tinta, o firmas tu nombre con pluma y tinta.

Años de placer

¿Cuántos bolígrafos has roto o perdido? Para muchos de nosotros, nuestro bolígrafo es un artículo desechable que tiramos una y otra vez. Por otro lado, una pluma estilográfica puede durar décadas si se cuida bien (y mejorará con la edad). Los cartuchos de tinta también son más baratos, y vienen en una maravillosa gama de colores.

Una lujosa y expresiva experiencia de escritura

 

«Escribir con una pluma sobre papel cremoso es uno de los grandes placeres sensuales de la vida» – Daisy Goodwin, Sunday Times.

La tinta de una pluma se desliza sin esfuerzo sobre la superficie de la página, lo que significa trazos gloriosos y menos presión sobre el papel. También puede lograr un estil

o de escritura más único adaptando su elección de plumín, sujeción y ángulo de la pluma (los plumines de oro macizo se adaptan realmente a su estilo de escritura).

 

Reply